“No perdemos la esperanza de que en algún momento este tipo de personas puedan allegarse de los recursos, tanto de información como intelectuales -e incluso emocionales- que les permitieran procesar con un poquito más de prudencia la información científica. Pero sobre todo nos interesa que no confundan a otras personas de buena voluntad”.         “No perdemos la esperanza de que en algún momento este tipo de personas puedan allegarse de los recursos, tanto de información como intelectuales -e incluso emocionales- que les permitieran procesar con un poquito más de prudencia la información científica. Pero sobre todo nos interesa que no confundan a otras personas de buena voluntad”.   “No perdemos la esperanza de que en algún momento este tipo de personas puedan allegarse de los recursos, tanto de información como intelectuales -e incluso emocionales- que les permitieran procesar con un poquito más de prudencia la información científica. Pero sobre todo nos interesa que no confundan a otras personas de buena voluntad”.   “No perdemos la esperanza de que en algún momento este tipo de personas puedan allegarse de los recursos, tanto de información como intelectuales -e incluso emocionales- que les permitieran procesar con un poquito más de prudencia la información científica. Pero sobre todo nos interesa que no confundan a otras personas de buena voluntad”.   “No perdemos la esperanza de que en algún momento este tipo de personas puedan allegarse de los recursos, tanto de información como intelectuales -e incluso emocionales- que les permitieran procesar con un poquito más de prudencia la información científica. Pero sobre todo nos interesa que no confundan a otras personas de buena voluntad”.   “No perdemos la esperanza de que en algún momento este tipo de personas puedan allegarse de los recursos, tanto de información como intelectuales -e incluso emocionales- que les permitieran procesar con un poquito más de prudencia la información científica. Pero sobre todo nos interesa que no confundan a otras personas de buena voluntad”.   “No perdemos la esperanza de que en algún momento este tipo de personas puedan allegarse de los recursos, tanto de información como intelectuales -e incluso emocionales- que les permitieran procesar con un poquito más de prudencia la información científica. Pero sobre todo nos interesa que no confundan a otras personas de buena voluntad”.   “No perdemos la esperanza de que en algún momento este tipo de personas puedan allegarse de los recursos, tanto de información como intelectuales -e incluso emocionales- que les permitieran procesar con un poquito más de prudencia la información científica. Pero sobre todo nos interesa que no confundan a otras personas de buena voluntad”.   “No perdemos la esperanza de que en algún momento este tipo de personas puedan allegarse de los recursos, tanto de información como intelectuales -e incluso emocionales- que les permitieran procesar con un poquito más de prudencia la información científica. Pero sobre todo nos interesa que no confundan a otras personas de buena voluntad”.                           

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *